Los trastornos alimentarios no son lo que piensas: 9 cosas que debes saber

0
407
  • La Academia de Trastornos de la Alimentación ha publicado una lista de “9 verdades” que dicen que las personas deben saber sobre los trastornos de la alimentación.
  • Dicen que las verdades disipan los mitos de que las personas con trastornos alimentarios son demasiado delgadas o notablemente gordas.
  • Entre las verdades están los trastornos alimentarios no son opciones, las familias no tienen la culpa de ellos, y los trastornos alimentarios pueden afectar a cualquiera.

Si usted o un ser querido tuviera un trastorno alimentario, ¿podría reconocerlo? Si bien los estereotipos pueden indicar que las personas con trastornos alimentarios están desnutridos y delgados, el espectro completo de los trastornos alimentarios va mucho más allá de estas nociones preconcebidas.

La Academia para los Trastornos de la Alimentación está tratando de eliminar el estigma y mejorar el conocimiento de esta enfermedad. El grupo de defensa ha publicado un nuevo documento titulado Nueve verdades sobre los trastornos alimentarios.

Las personas pueden verse saludables

Muchas personas pueden pensar que una persona con un trastorno alimentario sería alguien “piel y huesos” o alguien que tiene mucho peso extra. Pero los expertos dicen que esto no refleja la realidad. La Dra. Dina Hirsch, psicóloga sénior del Centro de Control de Peso del Hospital Syosset en Long Island en Nueva York, dijo a que es importante que los médicos reconozcan esta verdad.

“Los pacientes de peso normal con trastornos alimenticios como la anorexia atípica o la bulimia nerviosa a menudo son elogiados por su pérdida de peso sin discutir cómo se logró”, dijo.

“Ambas enfermedades tienen consecuencias para la salud física y mental tan graves como la anorexia nerviosa, pero con frecuencia son ignoradas por profesionales médicos que están demasiado concentrados en alabarlos por la pérdida de peso”, agregó.

Las familias no tienen la culpa

El documento de la Academia para los trastornos alimentarios señala que las familias pueden ser una fuente de fortaleza para las personas que padecen un trastorno alimentario. También pueden servir como aliados tanto para la persona como para los médicos. Según la Dra. Shawna Newman, directora de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital Lenox Hill en Nueva York, los miembros de la familia pueden sentirse abrumados cuando un ser querido enfrenta un trastorno alimentario.

“Es realmente difícil cuando los padres tienen miedo”, dijo. “Es difícil controlar la emoción”.

Pero la misma cercanía familiar que puede causar ansiedad también puede ayudar a identificar problemas, ayudando a los médicos a buscar una solución.

“Lo mejor es que las personas pueden ir al médico y recibir una evaluación y comentarios relativamente sin prejuicios”, explicó Newman. “Puede acompañar fácilmente a un miembro de la familia a su cita y hablar con el médico acerca de mantenerse en el camino correcto con la nutrición”.

Un trastorno alimentario es una crisis de salud.

Para algunos, un trastorno alimentario puede parecer un obstáculo menor, uno que es fácil de superar. Pero debido a que estos trastornos afectan el bienestar psicológico de una persona, no es tan simple. El Dr. S. Bryn Austin, presidente de la Academia de Trastornos de la Alimentación, dijo en un comunicado que los mensajes en la cultura pop y la sociedad en general a menudo pueden provocar un trastorno de la alimentación que puede ser difícil de superar.

“Además, la discriminación franca en la atención médica contra las personas que viven en cuerpos más grandes tiene un costo directo y a veces devastador para la salud y el bienestar, independientemente de si una persona cree o no los mensajes estigmatizantes”, dijo.

Los trastornos alimenticios no son elecciones

Un trastorno alimentario puede comenzar como alguien que elige morirse de hambre para que pueda caber en ropa más pequeña. Pero una vez que el desorden se apodera, ya no es una opción.

“Es muy difícil cuando tienes un trastorno alimentario porque la comida es necesaria. No nos alejamos de eso. Tenemos que comer para vivir “, dijo Newman.

Newman dijo que cuando una persona ha llegado a un punto en el que su cerebro está efectivamente conectado para pensar de manera diferente sobre su aspecto, es similar al trauma.

Los trastornos alimenticios pueden afectar a cualquiera

“Los trastornos alimenticios tienen más de un sabor. El tipo de restricción calórica en el que las personas restringen seriamente su consumo es muy común en las adolescentes. Pero los niños también pueden verse afectados ”, dijo Newman.

La verdad es que la idea de que las mujeres jóvenes son el grupo de mayor riesgo para desarrollar trastornos alimentarios, pero eso no significa que los hombres, o cualquier otro grupo demográfico, sean inmunes. Según las estadísticas, alrededor del 2 por ciento de los hombres lidiarán con un trastorno por atracón en algún momento de sus vidas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here